martes, 26 de abril de 2011

Simple desahogo...

Por qué? Por qué me obligan a callar? Maltratan mi amor. Me borran la sonrisa. Dibujan sombras en lugar de compañías. Mienten a mis espaldas. Riegan con hipocresías mis jardines de caricias. Y me piden razones. Y siempre la locura desborda mis manos, siempre soy la que anda a contramano, la que no entiende nada. Todavía no me decidí, entre la ignorancia y el ovido, quizás me quede con el olvido, después de todo, a quién le importa? 

Yo sólo quise ser una huella. No prentendí demasiado, o si? Pero me siguen ocultando las verdades, inventan pretextos donde no cabe ni una duda. Por qué fastidian así a mi nefasta soledad? Compran palabras para no callar, y así, convierten a mi silencio en un traidor. Quizás pido mucho para ciertas almas que no tienen nada. Los extremos marcan el sendero. Y entre la razón y el cansancio sólo hay una línea, y se la lleva el viento, tu voz. 

Se han olvidado de todo lo que dije, y de lo que no dije también. Nunca pude ser más de una. Siempre estuve en el medio. Cambié de dirección mis pasos para poder seguirte, y me quedé descalza en medio del invierno. A mitad de camino, entre un amor que decías sentir y una soledad que no quisiste entender. Se me apagan las luces, los fantasmas que me rodean siguen hablando y me desmayo de miedo. Sentiste miedo alguna vez? Sabrás relamente lo que es el miedo? A veces, yo siento que muero de miedo y de amor. Y me quedo en la cama, acurrucada a tu nombre y a tu sombra...Me fui de la ciudad para olvidarte, y ahora juego con las palabras, armando anagramas para nombrarte sin que lo sepas, es una mentira más el escape. Siempre estarás aniquilando mi soberbia locura.
Y, como verás, termino hablando de ti, otra vez...
En realidad (y acá veo tu nombre otra vez), todos me olvidan...y después de todo pero antes que nada, a quién le importa mi universo?

(En Londres son como las tres y media de la tarde, en París se ha caído un policía, en Buenos Aires llueve como nunca, en Nueva York buscan a un asesino, en Bogotá lloran a un guerrillero, en Jerusalén rezan por la paz, en el Baticano miden las desgracias, en Pakistán encuentran una luz...suceden tantas cosas, amor, por qué deberías de preocuparte por mi universo?)

No hay comentarios: