miércoles, 21 de junio de 2017

Parame la música...



Parame la música, pará, pará un cachito, parame todo, el mundo también, tengo algo que decir.
Cuando vos decís "te amo", ¿qué pensás o sentís que siente o piensa el otro? y cuando escuchás que te dicen "te amo", ¿qué pensás y sentís vos?
En serio, me estás jodiendo, ¿no?
Te tengo que explicar algo, es corto, no te vayas. Escuchá, para variar, escuchá por favor. No nos separan las diferencias, los dispares pensamientos, la manera de llevar las ideas a la realidad ni siquiera nos separan los kilómetros, lo que realmente nos separa es la cobardía de no aceptar o de no querer entender que el otro es otro, porque es otro. Yo no tengo que pensar igual a vos ni ser igual a vos ni siquiera parecerme a vos para amarte y viceversa, ¿entendés? 
Me estás jodiendo, ¿no? Vos, ¿de qué me hablás cuando decís "hablemos de amor"?
Seguro que pensás que todos te juzgan, si, quizás todos lo hagan porque vos también juzgás o tu memoria es tan estrecha que sólo recordás lo que otros hacen? el mayor problema acá es tu autocondena, ¿por qué? pues porque no querés escuchar lo que el otro piensa o siente, no querés saber lo que el otro tiene para decir, te falta un espejo, ¿sabés? pero no uno de cuento, uno hechizado sino uno uno de verdad. Yo todavía puedo mirarme al espejo, todavía sé quién soy o quién quiero ser porque me falta mucho para ser, SER, ¿notarás la diferencia?
Mirá, es simple, me cansé de buscar excusas para verte y decirte lo que siento. Vos te escudás en una verdad que no sabe nadie y así pensás pelearle al mundo, lamentablemente no sabés ni entendés nada. Me saturé de intentar ser a tu medida,alguien a quien decís amar pero que no aceptás que sea otro, otro con sus propias ideas. Me cansé de amoldarme a tu precaria necesidad de afecto...
Cuando finalmente entiendas al amor, hablame pero mientras tanto no vuelvas a decirme "te amo" porque me parece un chiste y para chiste tengo suficiente con mi vida, la verdad no necesito más. Te necesitaba a vos siendo vos, no siendo una sombra que pretende ser reflejo en un espejo hechizado...


lunes, 8 de mayo de 2017

deseo o maldición

que nadie te quiera como yo...eso es lo que quiero. que no te quieran como yo porque yo no sé querer. soy inestable emocionalmente, extremista en las noches sin luna, te di todo y te dejé sin nada, no sirve mi alma para querer, no sé abrazar sin cerrar los ojos o irme entera después de un abrazo, siempre se queda suspendida una parte de mi en el aire, siempre siento que no llego entera a casa después de abrazarte.
que no te quieran como yo, yo me olvido del sol y del mundo, mis ojos no son capaces de ver otros ojos u otros cielos, no tengo capacidad de olvido, para mi el olvido es un ángel caído que se pasea por mi camino
yo no sé querer, tengo demasiadas manías y malos hábitos, si estás a mi lado no hay nadie más que vos, me gustan los silencios compartidos mientras tu mirada se pierde en algún recuerdo
que no te quieran como yo lo hice, que nadie lo haga, tengo demasiadas cosas abrazadas a las sombras, no puedo compartir mis intranquilos pensamientos por temor a lastimarte, no puedo contarte mi pasado sin temor a desaparecer, vivo hablando con mi sombra, me niego al llanto y a la pena, siempre elegiré estar bien para poder verte sonreír...¿cómo estar bien con vos si yo no lo estoy? no tengo términos medios, como sabrás y eso tampoco sirve para querer bien. Blanco o negro, te amo o no te amo, me amás o no me amás, nada de medias tintas, no entiendo el tal vez o el quizás, en fin, ojalá que nadie te quiera como yo. 

martes, 14 de febrero de 2017

hasta acá

(enésimo descargo de bronca)



Quizás tengo más problemas de los que pueda expresar, es cierto que tengo cierta inestabilidad emocional, que no puedo sonreír sin sentir culpa...Hay tanto que decir, hay tanto que vivir y se quedan amontonados en sombras de celulares y juzgan al que se fuma un cigarro ilegal por adictos. Cuánta contrariedad en sus puntos de vista, tienen una perspectiva que no puedo comprender, no puedo, lo intento y no puedo...se quejan de la noche y sus penumbras pero no levantan la vista. Piden atención y ni siquiera saben cómo estás, si sos feliz o tenés el alma inundada...lo voy a llamar contrariedad para no llamarlo hipocresía. Hace meses que no sonrío y no se dieron cuenta. Quizás mi forma de vivir, de observar, de pensar, de soñar, de amar, sobre todo de amar, no les gusta, y está bien...no tiene que gustarle pero podrían respetarlo, no? Quizás no...
Cada día estoy más ligera, tengo menos peso en la mirada, menos estaciones pendientes, no sé, me volví tan simple que todo se complicó alrededor. No veo la falla, no distingo la grieta...hay una grieta que grita pero no logro hallarla...Si pudieran quitar los ojos de la pequeña pantalla verían un mundo que florece entre las ruinas, una noche despejada y estrellada que pide a luna llena que la miren...
Qué triste...tanto yo como otros tenemos tanto para ofrecer que las calles quedan chicas, el laberinto se desarma y todo se vuelve absurdo...Definitivamente estoy equivocada, nací equivocada...
En fin...escribo para desahogarme, para volverme menos cruel y más real...hoy me saturé, hasta acá me permito llegar, hasta acá soy sombra y soledad...no más...cuando estén aturdidos en sus propios pensamientos y necesiten un oído, un hombro, descárguense uno de internet...