lunes, 2 de mayo de 2011

Regreso pero no vuelvo

Regreso, una vez más, a hundir mis pies en antiguas huellas, reabro heridas ya cicatrizadas y siempre acabo en el mismo punto de partida, tu recuerdo. 
Regreso a sitios que me prohibí regresar, no puedo mantener mis distancias, regreso y reencuentro sentimientos esparcidos por doquier, me veo sufrir en la ausencia desmedida y no lo puedo evitar.
Regreso todo el tiempo. Voy y vengo. A veces siento que me pierdo entre tantos regreso, son tropeles de regresos y a pesar de ello no puedo volver...
No puedo volver las agujas del reloj que marca tu tiempo en mi vida y menos aún puedo detener el girar del mundo, y es de temer esta incoherencia.
No puedo volver a sentir tus brazos anestesiando a mi soledad con tantos inconstantes vacíos que me persiguen.
No puedo volver a ver las sombras de mis dedos aferrados a las manos de aquel silencio charlatán que pierdo siempre que regreso.
No puedo volver y duele más que el intento por olvidarte.
Pero alguna vez tendremos alas, amor, y al regresar también volveremos. Yo volveré a ser lo que nunca fui y tú tendrás lo que perdimos...

2 comentarios:

Arcangel sureño dijo...

Martina siempre e inevitablemente se vuelve aunque no se quiera, es una cuestión inconsciente.

Martina Santo dijo...

Si, lamentablemente es incosciente...gracias por pasar por aquí...abrazo...